La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades

Preámbulo de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

NO HAY SALUD SIN SALUD MENTAL

Poseer una buena salud mental significa experimentar un equilibrio que nos ayude a afrontar las dificultades que implica el hecho mismo de vivir y poder disfrutar del día a día. Los problemas de salud mental tienen cada vez mayor prevalencia y un 25% de la población se encuentra en situación de vulnerabilidad. La OMS observa cómo esta cifra va en aumento.

El padecer un Trastorno Mental, sea Común o Grave, produce disfuncionalidad, malestar emocional, dificultad para relacionarse y avanzar en lo cotidiano y, sobre todo, sufrimiento.

Mi trabajo como Psicólogo Clínico es acompañar a otro ser humano en su sufrimiento.

Mi forma de acompañar es la conversación serena con el propósito de que la persona encuentre su sabiduría interior, su fortaleza, su propia calidez y su libertad, desde la capacidad creativa que todo ser humano tiene.

Utilizo herramientas terapéuticas basadas en la evidencia científica y que proceden de la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) y de las terapias de tercera generación como la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), Terapia Dialéctico Conductual (DBT). Terapia Basada en la Mentalización (MBT) y Terapia Centrada en la Compasión (CFT). Enseño Mindfulness como una herramienta dentro de las diferentes terapias.

Darse cuenta, tomar decisiones, asumirlas y afrontarlas, forman parte del recorrido en común.

¿Te atreves a encontrarte si te pierdes en el sufrimiento?

Trabajo de forma presencial y online.